HABLEMOS DE MENOPAUSIA

¿Qué es la menopausia?

La menopausia es la desaparición de los períodos menstruales, durante al menos 12 meses, se produce entre los 45 y 55 años.
Aproximadamente a los 45 años la mujer experimenta una disminución de hormonas femeninas (estrogenos, progesterona), en este proceso antes de alcanzar el cese de la menstruación, se le denomina premenopausia o perimenopausia.

  • Al disminuir éstas hormonas hay mujeres que experimentan una serie de síntomas, tales como CAMBIOS EN EL PERIODO: pueden que no sean regulares, pueden ser más cortos o durar más, variación en el flujo etc.
  • SOFOCOS : Oleadas de calor sin motivo aparente en la parte superior del cuerpo, acompañado a veces por sudores, enrojecimientos parciales de la piel, estos calores pueden ir seguidos de escalofríos, esto se debe a las alteraciones hormonales.
  • INSOMNIO: es causado principalmente por los sofocos, la gran mayoría de las mujeres en estado de perimenopausia comienza con este síntoma tan molesto, la melatonina que es la sustancia que está implicada en los ciclos del sueño y vigilia baja sus nivele significativamente.
  • ATROFIA VAGINAL: La sequedad e inelasticidad de la vagina es el resultado de la disminución de secreciones en las paredes de la misma, que en general se tornan más delgadas, suele causar irritación y mayor tendencia a infecciones vaginales, de forma que la penetración durante el coito puede llegar a ser dolorosa, esto puede derivar en Vaginismo, (afección en la que los músculos vaginales se tensan involuntariamente debido al anticipo del dolor) Por ende el sentimiento al sexo puede cambiar, disminuyendo notoriamente la líbido (deseo sexual) En estos casos se aconseja lubricante sustitutivo del natural ausente, a fin de prevenir una fricción incómoda.
  • SISTEMA NERVIOSO : la escasez de hormonas afecta el sistema nervioso, y los mareos y vértigos también se pueden experimentar, así también como dolores de cabeza.
  • AUMENTO DE PESO: El aumento de peso en esta etapa no se debe precisamente a las hormonas sino a los estados de reducción o la falta de las mismas ocasionan en el organismo, una serie de síntomas que comienzan a manifestarse tales como :cambios del estado de ánimo, depresión, ansiedad, insomnio, estrés etc. Estos estados de estrés también puede provocar el aumento en cortisol (hormona del estrés). Es por ello que el metabolismo (conjunto de reacciones de nuestro organismo, entre otros efectos es quemar calorias) se ralentiza y es la causa por la que en esta etapa se genera una localización de grasa sobre todo en la zona abdominal, es de vital importancia cambiar hábitos de alimentación y aumentar la actividad física.
  • DOLORES ARTICULARES : A partir de los 30 años la producción de colágeno (se encargarga de unir los tejidos conectivos, músculos, tendones, ligamentos, piel, huesos, cartílagos, tejido hematólogico, adiposo y de esta manera actua como elemento de sostén que permite mantener unido el conjunto del cuerpo) va disminuyendo y por consecuencia se puede sufrir dolores en las articulaciones, hay una pérdida de densidad osea, que en casos graves se puede desencadenar en osteoporosis.
  • CABELLO, PIEL, UÑAS: También debido a la falta de colágeno y cambio hormonal, puede existir, manchas de piel,picazón, resequedad, el cabello se cae con más frecuencia y en cantidad, las uñas pueden ser más quebradizas.

 

Visto así parece un periodo, un proceso de años muy aterrador, pues tenemos aún arraigadas falsas creencias y una educación al respecto ortodoxa y antigua, donde se creía que la mujer llegando a esta etapa, era inútil y ya no servía como mujer, un tema tabú, de poca información y hasta vergonzoso, pero la buena noticia es que hoy la mujer está resurgiendo nuevamente y las sociedades van evolucionando, la menopausia ya no tiene porque ser un tema tabú.

Como naturopata que es ni más ni menos que el arte de curar mediante la fuerza de la naturaleza, podemos hacer frente a esta transición con éxito, porque a mi modo de ver la menopausia no es más que un proceso que inevitablemente, se tiene que transitar, no es el fin de nada sino todo lo contrario es el comienzo de una nueva etapa que se abre ante ella una época en donde la mujer podrá cultivar su auténtica personalidad, es la liberación de la responsabilidad de la fertilidad, pudiendo disfrutar de una nueva sexualidad en plenitud.

Por ello creo que estar informada, hablar en tu núcleo de amistades, familiar, sobre todo investigar junto a tu pareja eso hará que ese miedo e insertidumbre de lo desconocido se discipe y al compartir nos ayuda a aliviar la preocupación. Si es necesario, pedir ayuda terapéutica. El conocimiento y la información es la herramienta sumamente importante para que estos síntomas, pasen sin alojarse y de esta manera no se transformen en patologías, sabiendo que es un tiempo en el que tenemos que cambiar hábitos, buscando lo que nos ayude a pasarlo de una manera exitosa.

Hoy disponemos de muchos servicios, ya sea medicina convencional o medicina natural, hay que encontrar lo que mejor resuene con nuestro sentir, por supuesto que entre los consejos que os puedo brindar el ejercicio físico, cardio intenso, caminatas ligeras, aeróbicos son los aliados en esta etapa, una dieta baja en calorías, hay que evitar el consumo de carnes rojas, productos lácteos, alcohol, cafeína, azucar, comidas picantes y harinas refinadas, es conveniente tomar vitamina E, vitamina D, calcio, magnesio, vitaminas del grupo B, betacaroteno, cinc y silice, en el mercado hay comprimidos de estas vitaminas con extracto de lúpulo que actúan como estrogenos naturales llamado fitoestrogenos.

También hay remedios fitoterapéuticos, que podemos preparar en casa en forma de infusiones, homeopatícos, etc.
Estos productos al ser naturales no tienen contraindicaciones ni efectos secundarios.
Consulta en tu farmacia, parafarmacias y herbolarios, te podrán aconsejar de acuerdo a los síntomas a mejorar.

 

Os comparto una receta de fitoestrogenos naturales:

Debemos hervir en medio litro de agua:

Semillas de comino, salvia, cilantro, lavanda, hinojo, una cucharada de cada una de estas semillas, (cilantro y lavanda puede ser planta fresca una ramita) si tenemos perejil también se puede agregar una ramita.

Llevamos a ebullición unos minutos dejamos reposar y agregamos medio litro de agua fría.Se cuela y se puede servir inmediatamente, si se desea se puede endulzar con miel, se puede dejar a temperatura ambiente y beber durante el día.

Se puede tomar por 4 o 5 días descansar 2 días y volver a preparar. Es importante que a partir de los 40 años vayamos preparando nuestro organismo para que los síntomas no lleguen a ser tan agresivos, si ya estamos en este proceso ayudará satisfactoriamente a disminuir los soficos, aliviar hinchazón, estreñimiento, etc.

En otras culturas como en China sólo el 5 %de las mujeres tienen estos molestos síntomas como los sofocos , mientras que en España el 60 % y esto se debe a que no existe una cultura de consumir fitoestrogenos naturales.
También a la hora de comprar, es importante que sean productos ecológicos.
La vida es una sucesión de echos, vivencias, aprendizajes, la menopausia puede ser la mejor etapa de tu vida, vive el hoy ahora y haz que este momento sea la chispa que encienda tu vida.

 

Dorinda González
Naturópata

Col·laboradors

Col·laboradors

Plataforma digital per la difusió, sensibilització i l’empoderament de la dona dins de la societat actual.