DOLOR I PARTE: ¿CÓMO TE RELACIONAS CON EL DOLOR?

Y en el lienzo de la vida, vemos que el dolor está incluido, que el dolor forma parte de la vida, ¡que el dolor es pura vida! Nos guste o no, el dolor es uno más de la pandilla, junto con la alegría, la tristeza, la ira o el miedo.

Y quizá a veces pensemos:“¡Qué locura! ¡Yo no quiero sentir dolor!” “¡Prefiero evadirlo!” Pero yo me pregunto: ¿acaso puedo evitar sentirlo, cuando de hecho ya lo estoy sintiendo? Cuando siento dolor, siento dolor. Otra cosa distinta es que me cabree sentir ese dolor porque preferiría no sentirlo, pero cuando el dolor es y está, sentirlo, lo siento.

¿Y si en lugar de preferir no sentirlo elijo sentirlo y dejar que se exprese a través de mí? ¿Y si te dijera que el dolor, igual que la rabia, la tristeza o el miedo vienen a nuestras vidas para enseñarnos algo? Aunque no nos gusten o nos resulten desagradables de experimentar…

Escuchar a mi cuerpo en sus 4 dimensiones (física, emocional, mental y energética) me ha permitido observar el dolor y darle espacio. Algunas herramientas de coaching energético & corporal, como la danza libre, la respiración, la meditación o la visualización (imaginación + emoción), me han permitido llegar incluso a hacerme amiga del dolor en mi cuerpo.

He aprendido grandes lecciones en la vida atravesando el dolor y abrazándolo. Me he dado cuenta de que cuando le he dado la espalda el dolor éste ha tendido a crecer, pero cuando me he acercado, lo he escuchado y lo he respirado entonces ha tendido a aligerar su intensidad hasta hacerse humanamente sostenible e incluso a veces hasta desaparecer.

Con esto no quiero decir que siempre nos tenga que tocar el dolor como maestro en la escuela de la vida, sino que me gustaría poner el énfasis en la invitación a jugar a que cuando el dolor aparece simplemente le des la bienvenida y lo acojas con amor. Mi teoría y mi práctica me dicen que si aparece suele ser para algo.

Podemos escoger dejar que exista a través de nosotros y que nos atraviese, que nos enseñe lo que ha venido a enseñarnos sin más, aunque sea incómodo. Quizá escuchando el dolor de nuestro cuerpo descubrimos cosas en nosotr@s que hasta entonces nos resultaban desconocidas…o quizá no… Cada un@ elige la actitud que quiere tomar ante el dolor de la vida.

Te animo a que no tengas miedo de atravesar ese dolor en lugar de rechazarlo. Y mi propuesta es que elijas una nueva forma de comunicarte con tu dolor. Pero de eso te hablaré con más detalle en el próximo artículo. Como siempre, aquí, en La dona és actualitat. ¡Te espero!

Con amor,

 

 

Ger Garoa

Coach Energético

 

Col·laboradors
Latest posts by Col·laboradors (see all)

Col·laboradors

Plataforma digital per la difusió, sensibilització i l’empoderament de la dona dins de la societat actual.