EMBOTELLAR EL TIEMPO DE UN SOMELIER

Ella viene de la tierra de los dioses, donde las leyendas todavía no eran mitológicas y los cuentos hacían historia.
Cuando el progreso y el aprendizaje, se transformaba en un sinfín de “saber hacer” y amor.

Ella joven, inexperta, alocada y afrutada.

Se crió en un hogar con paredes y vigas llenas de amor, tradición, atención, fuera de guerras y ambición. Ella era luz unida por el agua.

Se le regalo tiempo para crecer, experimentar y madurar. Si tenemos suerte, nos sorprenderá, en los sueños, una mágica noche inminente.

Ella con experiencia y crianza es poesía embotellada.

Cuando la pruebas, es cuando empiezas a entender lo que ha visto, puedes ponerle nombre a lo que has sentido y sobre todo saber que ha vivido.

Ella suave, amable, sincera y atrevida.

Y es que la vida seria mucho mas agradable, si uno pudiera llevarse a donde quisiera, los sabores y olores del hogar.

Ella intensa fruta roja, con notas especiadas y elegantes aromas tostados.
Si no se puede bailar, la revolución no le interesa. Es única, aunque no es tuya, nunca podrá ser de nadie más.

Y es que al final, envejecer no es para débiles.
Ella plena, persistente, equilibrada y exigente.

Siempre tendrá su lugar con sabor a felicidad, tranquilidad y amor en batallas y fiestas en las que nos enfrentamos y brindamos.

Es tranquilizador saber que vaya donde vaya, nunca olvidara sus orígenes, ni su tierra, ni sus raíces.
Por qué, ella sabe que no hay nada más bonito que poder embotellar el tiempo.

 

Judith Fortuny

Somelier e imagen de Projecte Jove la dona és actualitat

Redacció

Redacció

Sandra Granado CEO de ladonaesactualitat.cat Creativitats audiovisuals de màrqueting i Community Manager de holaweb.net. Presidenta de l’Associació Afibromed (Fibromiàlgia)